Audiencia 57 / CUENTA REGRESIVA CAMINO A LOS ALEGATOS

19-04-18 / En una resumida audiencia se determinaron ciertas cuestiones finales para la incorporación de la prueba, previo a la próxima etapa del juicio. Además, el Tribunal rechazó el pedido de reposición del abogado defensor Carlos Benavídez. Los alegatos comenzarán el jueves 26 de abril y se establecieron los límites de esa instancia.

La sala de audiencias estuvo más concurrida que de costumbre ya que para hoy se esperaba el inicio de los alegatos. Sin embargo, la jornada tomó pocos minutos, suficientes para dar los lineamientos necesarios antes de comenzar la instancia siguiente.

En primer lugar, el Tribunal rechazó el recurso de reposición solicitado por Benavídez, defensor de Juan Carlos Santamaría. Este abogado pidió declaración testimonial de algunos conscriptos de la Fuerza Aérea durante el año 1977, debido a la reciente incorporación del listado como prueba. Quien preside el juicio, el juez Daniel Cisneros, expuso que el abogado estaba equivocado respecto de la novedad de la incorporación del libro en cuestión. En este punto coincide con el Ministerio Público Fiscal al decir que este documento es parte de la causa contra miembros de la IV Brigada Aérea y pudo haberse visto o sido objeto de evaluación en instancias previas.

Respecto de las cuatro personas que no se podían ubicar, se pudo constatar su residencia fuera del país o fallecimiento solamente de tres. Es decir, se incorporarán las declaraciones previas de Josefa Rosario López, Armando Carmasa y Oscar Martínez. En el caso de Celmira Bustos no se tendrán en cuenta sus testimoniales anteriores porque no se pudo dar con la testigo ni conocer su destino.

Para cooperar con la buena fe procesal, el fiscal Daniel Rodríguez Infante individualizó cierta prueba a fin de que le fuera sencillo a las partes ubicarla, aunque ya es documentación incorporada al debate. Así, mencionó un informe elaborado por un grupo de trabajo sobre archivo de las Fuerzas Armadas, un boletín aeronáutico reservado, la constancia de una página web, el reglamento del régimen de servicio de la Fuerza Aérea y algunos legajos.

Cisneros hizo referencia al devenir del juicio y aclaró que, para los alegatos, la Fiscalía podría de disponer de cinco o seis audiencias, mientras que las querellas tendrán que ajustarse a dos.

El fiscal Dante Vega no pudo asistir a la audiencia por problemas personales. Debido a que el inicio de los alegatos en representación del Ministerio Público Fiscal estaba a su cargo, el Tribunal dispuso posponer esa instancia hasta el próximo jueves, 26 de abril, a las 9.30.

Anuncios

Audiencia 56 / SIGUE LA REVISIÓN DE PRUEBAS

12 y 13-04-18 / La prueba testimonial y documental se sigue incorporando. La Fiscalía continuó con la puesta en común de los listados elaborados para puntualizar el material probatorio necesario para los alegatos. Faltan algunas documentaciones y certificaciones y se espera la definición del Tribunal acerca del pedido de reposición del defensor Benavídez.

La audiencia del jueves 12 continuó tratando la incorporación o no de cierta prueba tanto documental como testimonial. Entre la Fiscalía, la querella, la defensa y el Tribunal intentaron aunar criterios para propiciar la buena fe en la próxima instancia, es decir, los alegatos.

Tal como había prometido la semana pasada, el fiscal Daniel Rodríguez Infante detalló, al principio, la información necesaria para incorporar la prueba testimonial. Adjuntó el listado de testigos fallecidos con posterioridad al ofrecimiento de prueba junto con la constancia correspondiente. Las declaraciones previas de estas personas formarán parte del juicio. En esta categoría hay cuatro casos en los cuales no pudieron obtener la constancia de defunción y, por ello, la Defensa se opone a la incorporación automática de sus testimoniales. Esto tendrá que resolverse y confirmar si dichas personas son o no ubicables.

Sobre los testigos que no pudieron declarar, el Tribunal pidió certificaciones. El equipo de acompañamiento a testigos en juicios de lesa humanidad se comprometió a presentar una constancia escrita por quienes no estuvieron en condiciones psíquicas o físicas de prestar declaración. También se incorporarán las testimoniales previas de estas personas.

La Fiscalía pudo traer las pruebas instrumentales que adeudaba, como reglamentos, informes o documentación sobre la causa de los exmagistrados. Aún falta un informe de la Policía Federal solicitado por la defensa oficial. El fiscal no se opuso a su incorporación, siempre y cuando se presente previo a los alegatos sobre esa causa.

La audiencia pasada, el abogado de Santamaría, Carlos Benavídez, hizo un pedido de reposición para que algunos soldados conscriptos de la Fuerza Aérea declararan sobre lo dicho por Flores Tejada en su testimonial. El Tribunal aún no se expide sobre el tema y, por lo tanto, no se sabe si se va a hacer o no lugar al petitorio.

Tras un cuarto intermedio, el viernes 13 y en unos pocos minutos, el Tribunal resolvió la incorporación de las actas de defunción e informes del Equipo de acompañamiento que quedaron pendientes.

De esta forma, el juez Daniel Cisneros comunicó la aprobación de las declaraciones testimoniales de Carmelo Durán, Stella Maris Ferrón, Liliana Tognetti y Vicenta Olga Zárate. El defensor oficial, por su parte, se opuso a la incorporación de testimoniales en los casos restantes que no cuentan con los certificados necesarios.

La próxima audiencia será el jueves 19 de abril a las 9.30. Posiblemente se iniciarán los Alegatos.

Audiencia 55 / PRUEBA DOCUMENTAL

06-04-18 / Luego de la audiencia de ayer, donde se trató la incorporación de la prueba testimonial, la Fiscalía continuó enumerando la prueba instrumental necesaria para este juicio. El Tribunal y la Defensa siguieron con atención.

La jornada de hoy estuvo dedicada a la tarea administrativa de especificar, entre las partes del proceso, el material probatorio que se va a incorporar al juicio para llevar adelante los alegatos. El fiscal Daniel Rodríguez Infante puntualizó, recorriendo todas las causas, cada uno de los documentos necesarios para el armado de la acusación. Así, las imputaciones contra miembros de la Fuerza Aérea, del D2, de Infantería y de la Policía Federal se apoyarán no solamente en testimonios, sino en una seguidilla de archivos en distintos soportes.

Las documentaciones incorporadas son:

Nóminas de personal, libros de reglamentos de servicios, esquemas orgánicos de las fuerzas, correspondencia de imputados, notas, fotos, legajos de estudios médicos, cds con centros clandestinos, registros de vuelos de un imputado, informes periciales vinculados a centros clandestinos, pericias en general, todos los legajos CONADEP de causas de Mendoza, expedientes, algunos casos del juicio a los exmagistrados, suplementos de la orden del día, prontuarios penitenciarios, cuadernos de prueba con cuestiones de contexto.

A esta lista se le suman además las directivas del Consejo de Defensa o del Ministerio de Defensa. Incluyen informes o reglamentos reservados como las “Instrucciones de lucha contra elementos subversivos”. Hubo algunas cuestiones probatorias de las cuales la Fiscalía desistió por falta de relevancia a los fines del juicio.

Hacia el final de la audiencia, el defensor del comodoro Santamaría, Carlos Benavídez, solicitó que se incorporara otra prueba. Aclaró que no era novedosa pero sí importante. Es el informe de compra de una propiedad, en Alberdi y Godoy Cruz, donde funcionó el destacamento de Inteligencia de la Fuerza Aérea. El documento data de 1979 y eso, según el abogado, desmentiría al testimonio de Benditti, que afirmó haber sido interrogado allí en el ‘77.

Ante tanta documentación que no puede faltar y donde es fácil perderse, el presidente del Tribunal, Daniel Cisneros, apeló a la “buena fe procesal” de las partes. Y aclaró que es necesaria por la particularidad de las “causas tan grandes, difíciles y duras”.

La próxima audiencia será el 12 de abril a la misma hora.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.